El día de la marmota

viernes, marzo 02, 2012

Cerrando esta semana de regreso de ESC luego del largo letargo, comparto con ustedes un interesante y afiladísimo análisis de la coyuntura económica argentina, del economista cubano Carlos Díaz Alejandro. Perdón por el ingles, pero no conseguí la versión en español.


Por las dudas, Diaz Alejandro murio hace 20 años y escribió esto hace 40 para hablar de la economía de hace 60.

Buen fin de semana

L


24 comentarios:

Patito dijo...

Che el cubano, mas bien el gusano americano, no hace analisis en castellano?

Luciano dijo...

¿gusano americano?

El cubano hace (hizo) y mucho en castellano pero no lo encontré en pdf

Hector M. dijo...

Ante existia el Patito Feo. Ahora existe el Patito Ignorante.
Estimado Patito, se trata de Carlos Díaz Alejandro. No escapó de la Revolución Cubana: trabajó por años en la Argentina, y también en CEPAL, y fue profesor tanto en Cuba como en Estados Unidos. Sus últimos años los pasó en EEUU pero es una especie de prócer del análisis económico latinoamericano de mediados de siglo.

Y por otro lado, es duro decirlo, y es además políticamente incorrecto, qué le vamos a hacer, pero si no sabes inglés no podés realmente ni empezar a entender una disciplina cualquiera, desde la economía hasta la física, desde la biología hasta la sociología o la informática. Así que si no entendiste el fragmento copiado por Luciano, mejor andá a anotarte en alguna academia para aprender inglés. Te va a venir muy bien.

Luciano:
Completamente de acuerdo con la aplicabilidad del análisis de Díaz Alejandro (referido a la década del cuarenta) a la Argentina K. Los argentinos vivimos en el Día de la Marmota, metiendo el pie en el mismo charco una y otra vez.
Que venga Andie McDowell y nos salve de este loop de déja vu (Patito: también un poco de francés no te vendría mal).

Alcides Acevedo dijo...

Es así de triste... resulta que la principal figura intelectual que reivindican los administradores de la economía K es... Marcelo Diemend... Argentina retrocedó por lo menos 40 a la hora del discurso y su economía está, logicamnete, en una encricijada.

Ahora se viene el sakeo del BCRA, no queda más nada... se acabó el colchón devaluatorio del 2002 y la pesificación, se acabó la fiesta de la soja, se acabó la tergiversación del INDEC, se acabó la estatización de las AFJP.... que Dios nos ayude.

Anónimo dijo...

Hector, qué soberbio pelotudo que sos (yo hablo inglés, francés y portugués).

Luciano, muy interesante el paralelismo; cuáles considerás que podrían ser las formas de solucionar o combatir estos problemas?

Porque personalmente, y juzgando por sus resultados y los de sus alternativas posteriores, me parece que vale la pena mil veces pensar cómo enfrentar los problemas que produce un esquema económico como el del primer peronismo (doy por bueno el análisis) que tener que vérmelas con lo que producen sus alternativas libre mercado friendly.

Anónimo dijo...

¿Cuántos años de los últimos 60 hubo en argentina una significativa libertad económica? Y durante esos años, ¿cuánta libertad hubo comparado con otros países?

Me refiero a que el estado no se ponga a digitar qué negocios se pueden hacer y cuales no. Que el estado no cree monopolios, que no haya que ser amigo del gobierno para que te vaya bien. Y sumá al estado a las 24 provincias y los municipios.

Sin contar el no menor impacto en la pobreza de la carga impositiva que históricamente es alta con todos los gobiernos (hoy llega al 48%-50% según algunos estudios).

Así que decís que las alternativas de mercado generan consecuencias malas, me imagino que estarás comparando con otros países.

Hector M. dijo...

@anonimo de la 1:28 PM:

Existe en este extraño país la extraña teoría de que los militares y Menem aplicaron el "modelo neoliberal". Esta extraña confusión de ideas, derivada a su vez de una muy pobre comprensión de los procesos económicos internacionales de los últimos 40-50 años, es el origen de muchas desorientaciones observadas en dirigentes, pueblo e intelectuales.
Los militares fueron el epítome de un gobierno corporativo, con enorme déficit fiscal y rápida acumulación de deuda, junto con un aparato de negocios entre amigos del gobierno y saqueo de los adversarios; mantuvieron la totalidad de las empresas públicas que encontraron: no solo no privatizaron las que había, sino que hipertrofiaron varias de ellas. Cuando tuvieron oportunidad de hacer lo contrario (por ejemplo con el Mundial del 78) por el contrario concentraron todo en el Estado y en el "para-Estado", desde la creación de ATC (Argentina Televisión a Color) hasta el manejo mismo de la Copa (que incluyó el bendecido ascenso de Grondona en la AFA). Incluso los proyectos hoteleros y similares fueron fuertemente subsidiados y generaron una serie de "elefantes blancos" que procedieron posteriormente hacia la esperable bancarrota (como el Bauen, para citar solo un ejemplo). Empezaron su gobierno con un poco más de 10.000 millones de deuda y se fueron con 40.000. Ni siquiera privatizaron las obras sociales de sus "adversarios" sindicales, u otros "blancos fáciles" para un gobierno de esa calaña, como los ferrocarriles, los teléfonos, la electricidad o el correo. No hubo libertad cambiaria sino una tablita que condujo (como el dólar cuasi-quieto actual) a una apreciación cambiaria descontrolada que en aquel caso acabó como acabó en 1981, y en el caso presente no sabemos aun como acabará.
En el caso de Menem las privatizaciones fueron todas truchas y bajo pesadas coimas (salvo el caso de YPF que primero se reestructuró bajo Estenssoro y luego se ofreció limpiamente en la bolsa; pero que después se pudrió con la compra poco transparente por Repsol). Hasta 1996 el balance fiscal (total, no "primario") se mantuvo prudentemente por debajo del 2% del PBI, con varios años inferior a esa cifra y uno de superavit global (1993). Pero a partir de 1996 la cosa se decontroló por varios costados. El gasto subió sostenidamente, y el endeudamiento tambiénb. No se hizo una reforma fiscal en las provincias, y en cambio se les permitió endeudarse internacionalmente, con lo cual la deuda provincial externa pasó de nada a más de 35.000 millones en poco más de tres años. A fines de 1999 entregaron el gobierno con recesión y déficit, y con la perspectiva de un déficit del 4% del PBI para el 2000.
El gobierno de la Alianza no supo que hacer con ese paquete. El impuestazo de Machinea fue un tiro por la culata, y siguieron sin consenso para el necesario ajuste hasta que la cosa les explotó en las manos a fines de 2001.
Comparar con los gobiernos "neoliberales" de Chile, que nunca tuvieron deficit importante, su deuda es muy manejable, prácticamente no tienen corrupción (y mucho menos sistémica), mantienen fondos anticíclicos, tienen grado de inversión, progresan en lo social tanto como en lo económico, y acaban de entrar a la OECD (el club de países desarrollados) con índices superiores a la Argentina en todo lo importante (pobreza, agua potable, mortalidad infantil, y siguiendo). O comparar con otros países "neoliberales" como Colombia, Uruguay, Brasil o Perú, que llevan al menos 20 años de políticas de apertura sostenidas y balanceadas. Pongo comillas porque ninguno es "neoliberal": solo son gobiernos integrados al sistema económico mundial globalizado, y a sus reglas de juego.

Anónimo dijo...

Hector M., es así. Estoy de acuerdo en todo.

Tal vez no me expresé bien.

Soy el anonimo de la 1:28 PM.

Hector M. dijo...

Estimado "anonimo de la 1:28", te expresaste muy bien: mi mensaje no implicaba una crítica sino al contrario, una ampliación de lo que decías.
Saludos.

Anónimo dijo...

En realidad, lo que el simpatico parrafo que cita Luciano indica una vez mas es que, si uno toma un comentario que apunta a un hecho muy amplio, realizado en terminos vagos, sin precision, el mismo bien puede aplicarse a muchas y diversas situaciones.

El parrafo de Diaz Alejandro, una especie de resumen a vuelo de pajaro de temas que discutiera en profundidad en otras partes del libro, el cual encima fuera editado para quitarle aun mas precision, es un ejemplo de lo antedicho.

El articulo que cita Luciano, no deberia causar mas que una sonrisa, por lo simpatico que resulta.

Utis

Anónimo dijo...

Hector, es una buena sintesis de muchas cosas, salvo, como el infierno esta en los detalles, la de Chile es mentirosa, se olvida el periodo 73 82, luego, de ese pozo, cualquier cosa era buena, sin contar que el cobre se fue a las nubes y la mitad es estatal

Contar media verdad, la verdad, si en Chile estan tan bien, por que vienen aca? que pregunta no?

ayj

Hector M. dijo...

AYJ,
la politica economica chilena en 1973-82 fue muy poco inteligente (eran Chicago Boys como los que ayudaban a Roque Fernandez y Pedro Pou en los ultimos años 90). Pero no es verdad que "despues de eso cualquier cosa era buena". La Argentina ha estado en pozos similares y lo que vino despues no fue bueno. Por otro lado, es de notar que, como lo implican las fechas que pone, el gobierno de Pinochet comenzó con otras politicas en 1983, y son esencialmente esas politicas las que se han mantenido allí desde el retorno de la democracia en 1990 (naturalmente con los "matices" que eran de esperar, sobre todo en materia social). Esa continuidad es de lo más esencial, como también se ve en el caso de Perú (donde metieron en cana a Fujimori por violar derechos humanos y por corrupcion, pero las politicas siguen hasta hoy a través de 3-4 gobiernos de muy distinto signo).

Migración de Chile a la Argentina practicamente no hay, excepto quizá algunos peones patagónicos (no sé si sigue habiendo esa migración). Hay profesionales y empresarios argentinos que han emigrado a Chile, en cambio. Y la comparación no es entre los niveles de desarrollo de los países sino entre la continuidad, sostenibilidad y solidez del proceso de crecimiento. De todas maneras, en el nivel de muchos de sus indicadores sociales Chile está en general mejor que la Argentina, cuando hace 20-30 años estaba muy por debajo de este extraño país en que habitamos.

Anónimo dijo...

Hector

No voy a caer en Puerto Aysen por ejemplo
Tampoco a los que vienen a estudiar o atenderse aca
deben ser invisibles probablemente ya que si todo esta tan bien, por que?
dejo de lado algunas iniquinidades mas, como que el cobre de Codelco es estatal, imagina Ud si la soja lo fuera en esa proporcion?
demas esta decir que el paradigma abro la economia para competir (techo que baja etc) es liberal puro, tal y como los contenedores de la epoca de Cavallo (nadie se acuerda?)

Podemos mencionar los 3000MM de subsidio de precio de gas a Chile (Julio Ramos dixit)

a que voy? no todo es tan rosa como se dice fuera de Las Condes.

pero dado que esto es el dia de la marmota, solo dejo al pasar dos parrafos suyos

Y la comparación no es entre los niveles de desarrollo de los países sino entre la continuidad, sostenibilidad y solidez del proceso de crecimiento.

Comparar con los gobiernos "neoliberales" de Chile, que nunca tuvieron deficit importante, su deuda es muy manejable, prácticamente no tienen corrupción (y mucho menos sistémica), mantienen fondos anticíclicos, tienen grado de inversión, progresan en lo social tanto como en lo económico, y acaban de entrar a la OECD (el club de países desarrollados) con índices superiores a la Argentina en todo lo importante (pobreza, agua potable, mortalidad infantil, y siguiendo).

hay algo que no coincide entre ambos parrafos, no le parece?

y, por un lado no, por el otro

De todas maneras, en el nivel de muchos de sus indicadores sociales Chile está en general mejor que la Argentina, cuando hace 20-30 años estaba muy por debajo de este extraño país en que habitamos.

Evidentemente su tirria a este gobierno (con el que NO comparto muchas cosas) lo hace entrar en contradicciones, ya dije muchas veces, no soy K, no soy P, ud lo recordara, but, visto los antecedentes, que quiere que le diga

ayj

Anónimo dijo...

Don Hector si disentir en mucho sobre su opinion de la privatizaciones durante la epoca de Menem, me parece que habria que agregar o aclarar que no fue por que quisieran privatizar sino porque no tenian otra salida (no habia medios economisco ni tecnico para seguir con las empresas estatales),luego encontraron un gran negocio en las coimas. En el caso de YPF, Estenssoro la queria para el, luego de su accidente, Leon la rifo con beneplacito de la clase politica, la coima fue muy generosa. Las privatizaciones electricas se encontraron con un marco regulatoria muy bueno para la gente, teniamos tarifas muy bajas, eso estubo muy bien. .
En cuestion de deuda, la gente olvida y los economista tambien el festival de bonos del pelado para pagar los muertos de Don Raul y supongo alguno que otro vuelto, (esto es mal pensado no mas, o no).
saludos.

Hector M. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hector M. dijo...

Otro anonimo (el de las 1:24 PM; no sé si es el mismo de antes: ¿no podrian poner algo para identificarlos?):

Efectivamente hacia 1990 la Argentina tenia unos servicios públicos escandalosamente ineficientes, como por ejemplo los teléfonos o los ferrocarriles. Posiblemente no había a la vista otra posibilidad que la privatización, pero no había necesidad de hacerlo en la forma masivamente delincuencial en que se hicieron. Otros países lo hicieron mejor.
Por estas cosas yo ponía "neoliberal" entre comillas en un comentario anterior. El concepto de "neoliberal" es poco más que un espantajo para atacar, sin correspondencia en la realidad. Lo esencial del cambio económico que los países en desarrollo debieron enfrentar desde alrededor de 1975 pero sobre todo desde 1990 consiste en ponerse a tono con la economía mundial globalizada, con el fin de evitar que los capitales locales se fuguen hacia otros sitios y los internacionales no vengan, es decir, para asegurar su desarrollo económico (que depende de la inversión privada, incluso la parte que es realizada bajo la forma de inversión pública). Este requisito básico impone adoptar un marco institucional y político adecuado para ello, dejando amplios márgenes para políticas concretas en la medida en que no conspiren contra aquel requisito fundsmental (que podríamos sintetizar en "atraer inversión"). Esto no es una "doctrina" o "relato" o "discurso", y no depende de la adopción de una ideología: se impone en la realidad, independientemente del "relato" escogido; es un requisito objetivo derivado del nivel de desarrollo alcanzado por el sistema económico capitalista en su fase de globalización post colonial (la actual).

Hector M. dijo...

Lectura recomendada:
http://focoeconomico.org/2012/03/04/el-milagro-economico-k-un-efecto-rebote-que-se-acabo/

Anónimo dijo...

ahora estamos de acuerdo, no quisiera entrar en el porque habia subinversion (basicamente las tarifas eran para financiar gobiernos de turno o tratar de parar inflacion)
but, no habia mas remedio
en cuanto al marco electrico, como el de gas, fueron copias burdas de paises desarrollados, y, no eran baratas (le sugiero antes de decirlo investigar el por que el consumidor de capital pago durante años las tarifas de Costanera/Puerto) o las multas de calidad de producto/servicio y puedo seguir con las del interior, en el caso de gas, si, el que quiere paga, con lo cual, condeno a mas de uno a la falta de energia

pero todo eso es otro tema

saludos

ayj

No quiero ni llegar a British Rail

Anónimo dijo...

ahora estamos de acuerdo, no quisiera entrar en el porque habia subinversion (basicamente las tarifas eran para financiar gobiernos de turno o tratar de parar inflacion)
but, no habia mas remedio
en cuanto al marco electrico, como el de gas, fueron copias burdas de paises desarrollados, y, no eran baratas (le sugiero antes de decirlo investigar el por que el consumidor de capital pago durante años las tarifas de Costanera/Puerto) o las multas de calidad de producto/servicio y puedo seguir con las del interior, en el caso de gas, si, el que quiere paga, con lo cual, condeno a mas de uno a la falta de energia

pero todo eso es otro tema

saludos

ayj

No quiero ni llegar a British Rail

Anónimo dijo...

jajaja, brillante Luciano, como siempre brillante, y de lejos, muy lejos, lo mejor de la BEA.

No dijiste nada, solo los dijo Diaz Alejandro 4 decadas atras.

Cerra el Blog pibe y que los que vienen atras, "que saben", se arrreglen.

zorba dijo...

Don Luciano, porque no pone que el gobierno que se refiere Don Diaz Alegandro, es el gobierno peronista de 1945 a 1955.
Hay algun tipo de impedimento, en esa epoca se comio pan de mijo y creo que lo vamos a reditar.
Por lo que creo que seria interesante ver, ya que estas ocurrencias se reditan cada tantos años cuales son los factores o incentivos que permten esto, para ver si se puede evitar que generaciones futuras cometan el mismo error. Si lo ocultamos no vamos a aprender nada.
Zorba

Anónimo dijo...

Notable vigencia de la postura de Don Díaz Alejandro (que Dios lo tenga en la gloria y no lo suelte).

Bastaría con traer algún texto de Jauretche (sencillo y no científico pero con agudo sentido común) para darse cuenta que las mismas posturas de hace varias décadas atrás abordaban los mismos problemas y miserias...

Argentina no cambia, se recicla...

Anónimo dijo...

Jajajaja como decia Borges: "Los peronistas no son ni buenos ni malos, sino incorregibles"

Ricardo dijo...

Peron solo duró 9 años. Los próximos 3 van a ser muy interesantes.